Si cuando llega la navidad cuidamos al máximo la decoración de nuestra casa, ¿Por qué no hacemos lo mismo con el jardín?

Uno de los elementos obligatorios que no pueden faltar en cualquier jardín son las luces navideñas. Las podemos encontrar en cualquier  tienda de decoración o grandes almacenes. Las puedes colocar en montones de sitios. En los troncos y ramas de los arboles, en ventanas, balcones; si cuentas con un camino de entrada hasta la puerta de casa, coloca una hilera de luces a lo largo del sendero, será una manera de acompañar a tus invitados hasta el interior y además será una sorpresa que les encantará,ya te hemos hablado sobre la importancia de la entrada en una casa… Y  ya que en nuestro jardín tenemos plantas y macetas repartidas por toda la superficie, ¿por qué no aprovecharlas? También podemos decorarlas con bolas de navidad de tus colores preferidos o incluso colocar algún tipo de espumillón.

Y para crear una atmosfera especial no pueden faltar las velas. Para mí sin duda son únicas para crear ambientes acogedores, su luz cálida y tenue es perfecta para destacar el contorno de la casa, un sendero  o un árbol. Hoy en día, en el mercado podemos encontrar muchas velas de diferentes tamaños, colores y con perfumes,para darle un aroma a Navidad a nuestro hogar. Existen velas flotantes, redondas, cuadradas, con brillantina y hasta con formas como las de árbol de Navidad. Colócalas en farolillos  con motivos navideños, quedaran preciosas si las agrupas en distintos rincones.