“La perfección no pasa desapercibida”